952 586 585 contacto@inmogp.es

Porque no hay 2 sin 3…. eran 3! y eché de menos el más económico, el más personal, el del chino de barrio (por que ya ni siquiera lo compramos en la ferretería…) escrito con rotulador permanente.

De un solo vistazo pude deducir la prisa por vender de sus propietarios.
También la poca «inteligencia inmobiliaria» de los titulares de los carteles. No muy audaces, han dejado a los propietarios a merce de curiosos y «compradores» que ya se frotan las manos por tener un escenario preparado, y bien bonito, para regatear y dejar el precio bajo mínimos.

Y seguro que estos compañer@s han utilizado argumentos y frases bien preparadas para defender el buen hacer y profesionalidad de su oficina. Le vamos a hacer, le vamos a dar…. siiii…., la baza perfecta al comprador para campar a sus anchas. «Comprador» que, casi podría asegurar, no va a llamar a ninguno de esos carteles, si no al magnifico timbre que le va a llevar al «paraíso de la facilidad».

Hasta que el sector no lo tenga claro no vamos a poder transmitir claridad y transparencia. Flaco favor, flaco como esos «cartelitos» tan bien alineados. Lo único , sin duda, que se ha hecho bien en el asesoramiento a estos propietarios.

 

¿Te ha interesado? Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Abrir chat